Hidden Console Start (HCS) – Esconde la consola y lanza procesos/aplicaciones en segundo plano

Dicen que no te das cuenta de algo hasta que lo pierdes… Esto es lo que me ha pasado cuando recientemente mi orientación profesional ha cambiado y he tenido  que trabajar con sistemas Windows en vez de GNU-Linux.

Acostumbrado a tener corriendo servicios en distintas máquinas con GNU-Linux acabas echando de menos su shell y la bestialidad de herramientas que hay. Vale sí lo reconozco, al final trabajaba en una máquina Windows, pero porque sigo pensando que las herramientas de desarrollo siguen siendo mejor que las que hay disponibles en GNU-Linux. Hay que reconocer que un Windows lo uso sólo para desarrollar (eso sí multiplataforma) y para jugar, para lo demás GNU-Linux sin duda!!!

Una de las cosas que he echado en falta recientemente es la posibilidad de usar el operador & de background tan potente en GNU-Linux. Este operador permite lanzar un proceso que se sigue ejecutando sin bloquear la shell y si la cerramos, éste sigue en segundo plano. Pues esto tan chulo, no puedes hacerlo en un Windows, porque su comando start no lo permite y la opción /B del comando no impide que al cerrarse la consola de comandos el proceso que has lanzado muera. A no ser que el proceso que has lazando cree su propio hilo no dependiente del proceso de la consola. Y tampoco es posible lanzar un proceso de consola de comandos sin consola, a no ser que esté programado explícitamente que la consola se oculte o no aparezca. Windows en este aspecto se cubre mucho, porque la única forma de crear procesos en background es construyendo servicios de Windows que tienen sus propias reglas a cumplir y por consiguiente hace falta desarrollo específico para que algo corra en segundo plano.

Visto el panorama y teniendo cierto conocimiento e idea, me decidí a generar una herramienta similar que funcionase en Windows como el operador &, o por lo menos a intentarlo. Para ello lo primero pensé en que quizás lo más adecuado fuese hacerlo en multiplataforma y generar una solución que funcionase tanto en Windows como en GNU-Linux. Atendiendo a este requisito, enseguida a mi mente llegó Python, porque además su instalación de paquetes es sencilla y potente a partes iguales, por no decir que es posible generar binarios (por ejemplo un .exe en Windows) si hiciera falta gracias a herramientas como py2exe y PyInstaller.

Con el punto de partida claro y unas horas de desarrollo, consigo lo que bautizo como Hidden Console Start o HCS. El proyecto puedes encontrarlo en Github:

Y su instalación es sencilla si tienes ya Python en tu equipo. En caso de no tener Python, pásate por la web de Python y descárgate la última versión disponible. Una vez instalado Python, solo tienes que ejecutar el siguiente comando en el CMD o PowerShell para instalar HCS:

pip install hcs --upgrade

Una vez instalado puedes ejecutar el proceso o aplicación que se quiera ejecutando HCS de la siguiente forma:

hcs -e "P1" "P2" ... "Pn-1" "Pn"

Pongamos un ejemplo:

hcs -e "ping 127.0.0.1 > log1.txt" "ping 192.168.1.17 > log2.txt"

En el ejemplo se lanzan dos comandos ping a distintas direcciones que son guardados en log1.txt y log2.txt respectivamente. Como se puede ver la consola de comandos no queda bloqueada y la información de los comandos ejecutados se va guardando el los ficheros.

Si por alguna razón tus procesos o aplicaciones no mueren o acaban, puedes finalizarlos en el caso de Windows abriendo el administrador de tareas:

Y en el caso de GNU-Linux con htop:

De esta forma podemos lanzar procesos y aplicaciones en segundo plano en sistemas Windows de una forma más o menos equivalente a como lo haríamos en GNU-Linux. Y obviamente podríamos usar HCS en GNU-Linux porque también funciona, pudiendo usarlo de la misma manera que en Windows.

141 Visitas Totales 2 Visitas para Hoy

Deja un comentario