Author Image RDCH106

Feliz Navidad y Próspero Año 2019

Otro año toca a su fin y las vacaciones Navideñas señalan el preludio de su ocaso. Este ha sido un año especialmente duro para mí, repleto de cambios en el ámbito personal y profesional, y no siempre con el tiempo que me hubiera gustado tener para poder publicar. Aunque mi actividad no se ha detenido, sí que he tenido que aminorar bastante el tema de la publicación en detrimento de ciertos proyectos software en GitHub.

Agradezco especialmente el aumento de comentarios durante este año, que me hacen ver que hay gente al otro lado, y especialmente agradecer aquellos comentarios que simplemente eran de agradecimiento por la utilidad de alguna de las entradas. Se agradece un montón y me anima a seguir ahí aunque sea a un ritmo mucho menor 🙂 .

Quizás la canción más representativa de lo que ha sido este año para mí, pueda ser la de Karma que os dejo a continuación:

 

 

A veces nos vemos  afectados por muchas cosas y parece que el Karma no está por ningún lado, pero solo hay una forma correcta de hacer las cosas y es hacerlas bien 😉 .

Sólo me resta desearos con mis mejores deseos ¡Felices Fiestas! (para los agnósticos y atéos), ¡Feliz Navidad! (para los creyentes) y ¡Feliz Año 2019! (para TODOS 😉 ). ¡Nos vemos a la vuelta!

 

 

Activar y poner en marcha revisor ortográfico en Firefox

Firefox es un excelente navegador que ha mejorado bastante desde su resurgimiento con la versión 54 que traía un increíble rediseño que por fin permitía quitarse a Firefox los años de desarrollo que tenía a sus espaldas y así limpiar su factura técnica completamente con el lanzamiento de Firefox Quantum (versión 57). Desde entonces no ha parado de correr hacia adelante para intentar arrebatarle el trono a Chrome.

Desde esa versión 54 con la que Firefox llamó mi atención en junio de 2017, fue desplazando a Chrome como mi navegador predeterminado, tanto en mis equipos personales como móviles. No me he desprendido de Chrome, ya que sigue siendo el navegador más extendido, pero ahora ocupa el número dos de mi lista de preferencias.

Una de las cosas que recientemente eché en falta es el tener un corrector ortográfico, sobre todo cuando escribes en otros idiomas que no es el tuyo materno, y reconozcámoslo, para el materno también viene bien porque te ahorra alguna que otra vez pasar vergüenza por ir corriendo como vamos siempre 😉 . Por ello hoy os traigo cómo instalar diccionarios en Firefox y cómo cambiar entre los diccionarios instalados para la revisión ortográfica.

Lo primero comprueba que tienes la revisión ortográfica activada mientras escribes. Ve a al desplegable de opciones de las 3 rayas en la parte superior derecha de Firefox, selecciona Opciones y busca la sección Idiomas y selecciona la opción «Revisar la ortografía según escribe«.

Una vez activado sólo nos queda poner los diccionarios que queramos. Para ello vamos a la siguiente página que nos lista generosamente todos los diccionarios:

https://addons.mozilla.org/es/firefox/language-tools/

La columna que nos interesa es la de Diccionarios, no la de Paquetes de Idiomas. Buscamos el diccionario, lo seleccionamos y nos llevará a otra página donde habrá un botón que pone «+ Agregar a Firefox«. Le damos a dicho botón.

Le damos a «Aceptar» y ya tendremos instalado el diccionario. De esta forma podemos instalar tantos diccionarios como queramos. Podremos siempre gestionar los diccionarios desde la sección de complementos, si por ejemplo queremos borrarlos, que está disponible desde el desplegable de opciones de las 3 rayas en la parte superior derecha de Firefox, Complementos y Diccionarios.

Ahora ya sólo resta usarlo y su funcionamiento es extremadamente sencillo. En cualquier entrada de texto del navegador veréis que marca en rojo cualquier palabra con error ortográfico que podremos corregir dando con el botón derecho sobre la palabra y seleccionando la opción correcta de las propuestas, o incluso añadirla al diccionario si no estuviera.

Desde el botón derecho es posible si se desea desactivar la corrección de ortografía o cambiar el idioma contra el que se comprueba la ortografía, seleccionado entre los que tienes añadidos o añadiendo un diccionario nuevo si fuera necesario.

Ahora ya tenemos nuestro Firefox preparado para revisar fallos ortográficos mientras escribimos un email, un comentario en tu red social favorita o una entrada en tu blog.

 

Ocultar partición OEM tras actualización «Windows 10 April 2018 Update»

«Windows 10 April 2018 Update» (Actualización de características a Windows 10, versión 1803) es una actualización que ya lleva tiempo liberada, pero que hasta hace poco no me había atrevido a instalar por ciertos problemas que ocasionaba a los sistemas tras su instalación. La mayor parte de los problemas han sido solventados y actualmente el mayor problema que arrastra esta actualización es el de hacer visible desde el explorador de archivos la partición OEM (Original Equipment Manufacturer) que viene en tu equipo y que contiene:

  • Información de tu equipo
  • Herramientas para restaurar el sistema al estado de fábrica.

Dicha partición que ahora puedes ver y que te avisará constantemente de que hay falta de espacio siempre estuvo ahí, lo que pasa es que siempre estuvo oculta. Microsfot por alguna razón, introdujo este problema que a día de hoy sigue sin resolver de manera oficial con alguna actualización.

Si vas al «administrador de discos» de Windows verás dicha partición, pero no podrás hacer nada con ella para ocultarla.

La solución para ocultar la partición y evitar que el sistema nos avise constantemente de la falta de espacio en dicha partición, evitando también tener acceso desde el explorador de archivos a una partición a la cual NO deberíamos tener acceso directo, pasa por abrir la consola de comandos con privilegios de administrador y ejecutar los siguiente comandos:

diskpart
DISKPART> list volume

  Núm Volumen Ltr  Etiqueta     Fs     Tipo        Tamaño   Estado     Info
  ----------- ---  -----------  -----  ----------  -------  ---------  --------
  Volumen 0     E                      DVD-ROM         0 B  Sin medio
  Volumen 1     D   DATA        NTFS   Partición    931 GB  Correcto
  Volumen 2     C   OS          NTFS   Partición    237 GB  Correcto   Arranque
  Volumen 3     F               NTFS   Partición    499 MB  Correcto
  Volumen 4         SYSTEM      FAT32  Partición    260 MB  Correcto   Sistema

La herramienta «dispart» nos permite gestionar los volúmenes de nuestro sistema, escribimos «dispart» para activar la herramienta. Con el comando «list volume» listaremos todos los volúmenes disponibles en nuestro sistema. La partición OEM del fabricante suele rondar los 500 MB. Podremos identificarla fácilmente gracias a la letra con la que aparece en el explorador de ficheros. En mi caso tiene la letra F y es el volumen 3.

Ahora procedemos a ocultar la partición eliminando la letra de la partición y manteniendo la misma con los siguiente comandos:

DISKPART> select volume 3

El volumen 3 es el volumen seleccionado.

DISKPART> remove letter=F

DiskPart quitó correctamente la letra de unidad o el punto de montaje.

Ahora si vamos al explorador de archivos, veremos que ya no nos aparece la partición y por supuesto ya no nos lanza continuamente el mensaje de falta de espacio en la misma . Si vamos al administrador de discos o ejecutamos de nuevo el comando «list volume» de diskpart, veremos que la partición ya no tiene letra asignada pero sigue ahí.

Ya tenemos la partición de nuevo como siempre estuvo , oculta! 😉

 

Hidden Console Start (HCS) – Esconde la consola y lanza procesos/aplicaciones en segundo plano

Dicen que no te das cuenta de algo hasta que lo pierdes… Esto es lo que me ha pasado cuando recientemente mi orientación profesional ha cambiado y he tenido  que trabajar con sistemas Windows en vez de GNU-Linux.

Acostumbrado a tener corriendo servicios en distintas máquinas con GNU-Linux acabas echando de menos su shell y la bestialidad de herramientas que hay. Vale sí lo reconozco, al final trabajaba en una máquina Windows, pero porque sigo pensando que las herramientas de desarrollo siguen siendo mejor que las que hay disponibles en GNU-Linux. Hay que reconocer que un Windows lo uso sólo para desarrollar (eso sí multiplataforma) y para jugar, para lo demás GNU-Linux sin duda!!!

Una de las cosas que he echado en falta recientemente es la posibilidad de usar el operador & de background tan potente en GNU-Linux. Este operador permite lanzar un proceso que se sigue ejecutando sin bloquear la shell y si la cerramos, éste sigue en segundo plano. Pues esto tan chulo, no puedes hacerlo en un Windows, porque su comando start no lo permite y la opción /B del comando no impide que al cerrarse la consola de comandos el proceso que has lanzado muera. A no ser que el proceso que has lazando cree su propio hilo no dependiente del proceso de la consola. Y tampoco es posible lanzar un proceso de consola de comandos sin consola, a no ser que esté programado explícitamente que la consola se oculte o no aparezca. Windows en este aspecto se cubre mucho, porque la única forma de crear procesos en background es construyendo servicios de Windows que tienen sus propias reglas a cumplir y por consiguiente hace falta desarrollo específico para que algo corra en segundo plano.

Visto el panorama y teniendo cierto conocimiento e idea, me decidí a generar una herramienta similar que funcionase en Windows como el operador &, o por lo menos a intentarlo. Para ello lo primero pensé en que quizás lo más adecuado fuese hacerlo en multiplataforma y generar una solución que funcionase tanto en Windows como en GNU-Linux. Atendiendo a este requisito, enseguida a mi mente llegó Python, porque además su instalación de paquetes es sencilla y potente a partes iguales, por no decir que es posible generar binarios (por ejemplo un .exe en Windows) si hiciera falta gracias a herramientas como py2exe y PyInstaller.

Con el punto de partida claro y unas horas de desarrollo, consigo lo que bautizo como Hidden Console Start o HCS. El proyecto puedes encontrarlo en Github:

Y su instalación es sencilla si tienes ya Python en tu equipo. En caso de no tener Python, pásate por la web de Python y descárgate la última versión disponible. Una vez instalado Python, solo tienes que ejecutar el siguiente comando en el CMD o PowerShell para instalar HCS:

pip install hcs --upgrade

Una vez instalado puedes ejecutar el proceso o aplicación que se quiera ejecutando HCS de la siguiente forma:

hcs -e "P1" "P2" ... "Pn-1" "Pn"

Pongamos un ejemplo:

hcs -e "ping 127.0.0.1 > log1.txt" "ping 192.168.1.17 > log2.txt"

En el ejemplo se lanzan dos comandos ping a distintas direcciones que son guardados en log1.txt y log2.txt respectivamente. Como se puede ver la consola de comandos no queda bloqueada y la información de los comandos ejecutados se va guardando el los ficheros.

Si por alguna razón tus procesos o aplicaciones no mueren o acaban, puedes finalizarlos en el caso de Windows abriendo el administrador de tareas:

Y en el caso de GNU-Linux con htop:

De esta forma podemos lanzar procesos y aplicaciones en segundo plano en sistemas Windows de una forma más o menos equivalente a como lo haríamos en GNU-Linux. Y obviamente podríamos usar HCS en GNU-Linux porque también funciona, pudiendo usarlo de la misma manera que en Windows.