Category: Tips

Ocultar partición OEM tras actualización “Windows 10 April 2018 Update”

Windows 10 April 2018 Update” (Actualización de características a Windows 10, versión 1803) es una actualización que ya lleva tiempo liberada, pero que hasta hace poco no me había atrevido a instalar por ciertos problemas que ocasionaba a los sistemas tras su instalación. La mayor parte de los problemas han sido solventados y actualmente el mayor problema que arrastra esta actualización es el de hacer visible desde el explorador de archivos la partición OEM (Original Equipment Manufacturer) que viene en tu equipo y que contiene:

  • Información de tu equipo
  • Herramientas para restaurar el sistema al estado de fábrica.

Dicha partición que ahora puedes ver y que te avisará constantemente de que hay falta de espacio siempre estuvo ahí, lo que pasa es que siempre estuvo oculta. Microsfot por alguna razón, introdujo este problema que a día de hoy sigue sin resolver de manera oficial con alguna actualización.

Si vas al “administrador de discos” de Windows verás dicha partición, pero no podrás hacer nada con ella para ocultarla.

La solución para ocultar la partición y evitar que el sistema nos avise constantemente de la falta de espacio en dicha partición, evitando también tener acceso desde el explorador de archivos a una partición a la cual NO deberíamos tener acceso directo, pasa por abrir la consola de comandos con privilegios de administrador y ejecutar los siguiente comandos:

diskpart
DISKPART> list volume

  Núm Volumen Ltr  Etiqueta     Fs     Tipo        Tamaño   Estado     Info
  ----------- ---  -----------  -----  ----------  -------  ---------  --------
  Volumen 0     E                      DVD-ROM         0 B  Sin medio
  Volumen 1     D   DATA        NTFS   Partición    931 GB  Correcto
  Volumen 2     C   OS          NTFS   Partición    237 GB  Correcto   Arranque
  Volumen 3     F               NTFS   Partición    499 MB  Correcto
  Volumen 4         SYSTEM      FAT32  Partición    260 MB  Correcto   Sistema

La herramienta “dispart” nos permite gestionar los volúmenes de nuestro sistema, escribimos “dispart” para activar la herramienta. Con el comando “list volume” listaremos todos los volúmenes disponibles en nuestro sistema. La partición OEM del fabricante suele rondar los 500 MB. Podremos identificarla fácilmente gracias a la letra con la que aparece en el explorador de ficheros. En mi caso tiene la letra F y es el volumen 3.

Ahora procedemos a ocultar la partición eliminando la letra de la partición y manteniendo la misma con los siguiente comandos:

DISKPART> select volume 3

El volumen 3 es el volumen seleccionado.

DISKPART> remove letter=F

DiskPart quitó correctamente la letra de unidad o el punto de montaje.

Ahora si vamos al explorador de archivos, veremos que ya no nos aparece la partición y por supuesto ya no nos lanza continuamente el mensaje de falta de espacio en la misma . Si vamos al administrador de discos o ejecutamos de nuevo el comando “list volume” de diskpart, veremos que la partición ya no tiene letra asignada pero sigue ahí.

Ya tenemos la partición de nuevo como siempre estuvo , oculta! 😉

 

Problemas de acceso a una IP o dominio público desde una red LAN

En ocasiones más de uno se habrá encontrado con el problema de que tiene una dirección IP pública (fija o dinámica) o un dominio público (mediante DNS fijo o dinámico) que apunta al router que tenemos dispuesto, permitiendo acceder a un servicio de una máquina que corre en nuestra red de área local (LAN) desde fuera de ella, pero desde la red local es imposible acceder con dicha dirección o dominio. Si alguna vez te ha pasado esto, te explico las causas y las posible soluciones.

La causa de este comportamiento está sujeta habitualmente a medidas de seguridad que evitan las conexiones loopback como característica de seguridad. La dirección lookback es una dirección especial que los host utilizan para dirigir el tráfico hacia ellos mismos. Esta característica suele ser una extensión de la NAT llamada NAT loopback.

NAT loopback es una extensión de NAT que te permite acceder a tu dirección pública de Internet (WAN) desde dentro de tu propia red (LAN). Esto es práctico cuando tenemos algún servidor dentro de nuestra propia red, ya que nos permite acceder a ese servidor usando la misma IP pública (y por lo tanto también dominio) tanto desde dentro de la LAN, como desde el exterior.

Esta característica desgraciadamente no está presente en la mayoría de los routers que nos proporcionan nuestros proveedores de Internet. Con lo cual lo único que puedes hacer es comprobar si es posible activar esta característica en la zona de administración del router o contactando a tu proveedor de acceso a Internet para que te lo solucione.

La ausencia de esta característica provoca que por ejemplo si te haces con un NAS, dispositivos de almacenamiento en la red que últimamente están teniendo una gran aceptación, no se pueda acceder desde el dominio a tu NAS si estás en la misma red local que el NAS. Es decir, terminas usando la IP local de la LAN (ejemplo: 192.168.1.177) cuando estás en la misma red y el dominio (mi_nas.com) para acceder desde fuera de la red LAN. Dos formas de acceder que vuelven complicado configurar aplicaciones, como por ejemplo un cliente de sincronización del estilo Dropbox, debido a que no tienes una única forma de acceder al NAS, la cual debería ser el dominio.

Si el equipo con el que accedes al NAS, es de sobremesa aún puedes solucionarlo editando el archivo “hosts” del sistema, pero en caso contrario tendrás que o bien cambiar el router o funcionar con IP local y dominio dependiendo si estás dentro o fuera de la red local del NAS.

Paso a explicar como solucionar la resolución de dominio tanto para Windows como para GNU/Linux mediante la edición del archivo “hosts” de tu ordenador.

 

Windows


  1. Abrir un editor de texto en “modo administrador
  2. Abrir el fichero ubicado en la siguiente ruta C:\Windows\System32\Drivers\etc\hosts
  3. Añadir el host mediante la adición de una línea al final del fichero. Usando el ejemplo anterior del NAS sería:
    192.168.1.177 mi_nas.com
  4. Guardar y a partir de ahora mi_nas.com resolverá directamente como 192.168.1.177

 

GNU/Linux


  1. Abrir un terminar y poner el siguiente comando en el terminal
    sudo nano /etc/hosts
  2. Añadir el host mediante la adición de una línea al final del fichero. Usando el ejemplo anterior del NAS sería:
    192.168.1.177 mi_nas.com
  3. Guardar y a partir de ahora mi_nas.com resolverá directamente como 192.168.1.177

 

Espero que este artículo sirva para arrojar un poco de luz en toda esta problemática.

Solucionar error “failed to create process” en herramientas instaladas de Python

Hoy me encontraba revisando dependencias de las herramientas, librerías y frameworks que tenía en Python y me he encontrado con la herramienta pipdeptree, una herramienta que nos permite enumerar las herramientas, librerías y frameworks al estilo del comando “pip freeze” pero mostrando además cada una de las dependencias que tiene con otras librerías.

Como suele ser la costumbre realicé las instalación con el clásico:

pip install pipdeptree

La instalación resultó satisfactoria pero al ejecutar la herramienta devuelve un error:

$ pipdeptree

failed to create process.

El error “failed to create process” se produce por un problema de la ruta en el script de ejecución. Concretamente por culpa de espacios en la ruta donde tenemos instalados Python y donde se instalan los paquetes mediante el comando “pip“. Si eres de los que tiene instalado Python en “Archivos de Programa” o “Program File”, vas a tener este problema si además estás usando una versión de “setuptools” anterior a la versión 24.3.1 del 23 de Julio del 2016.

Para ver la versión de “setuptools” que estás usando actualmente ejecuta el siguiente comando:

easy_install --version

Si tienes una versión anterior y no quieres actualizar, puedes corregir el error si vas a la carpeta “Scripts” dentro de tu instalación de Python y buscas el archivo “pipdeptree-script.py” que es el que ejecuta la herramienta gracias al binario “pipdeptree.exe” que lo invoca:

#!d:\program files (x86)\python35-32\python.exe
# EASY-INSTALL-ENTRY-SCRIPT: 'pipdeptree==0.10.1','console_scripts','pipdeptree'
__requires__ = 'pipdeptree==0.10.1'
import re
import sys
from pkg_resources import load_entry_point

if __name__ == '__main__':
    sys.argv[0] = re.sub(r'(-script\.pyw?|\.exe)?$', '', sys.argv[0])
    sys.exit(
        load_entry_point('pipdeptree==0.10.1', 'console_scripts', 'pipdeptree')()
    )

Para corregir el problema basta con añadir unas comillas a la ruta de la primera línea:

#!"d:\program files (x86)\python35-32\python.exe"

Si no tienes inconveniente alguno en actualizar “setuptools”, basta con que ejecutes el comando de actualización estándar de “pip“:

pip install --upgrade setuptools

Obviamente la segunda solución es la más recomendable, pero la explicación de la primera puede servir para solucionar errores similares en otras herramientas si se presentan, y si la actualización no funciona o no es una opción.

Averiguar dominio final de un nombre de dominio alternativo

Recientemente me he encontrado en la situación de tener que usar un SMTP para mandar emails. En estos casos el servicio suele estar vinculado a un dominio que apunta a la maquina donde se encuentra corriendo el servidor SMTP corriendo el servicio. Suele ser cada vez más muy habitual que además estos  servicios estén securizados con SSL para proteger las conexiones.

Por otro lado, puede darse que para un dominio se tengan dominios alternativos que aseguren el acceso a la máquina, que en mi caso, es la que corre el servidor SMTP. Esto asegura que se pueda acceder a la máquina usando distintos dominios que se proveen desde distintos proveedores de dominio. Esta no es la única situación que lo justifica, sino que también puede hacerse porque un proveedor de servicios ofrezca personalización de los servicios con el dominio del cliente, permitiendo que una empresa o un usuario particular, tenga dichos servicios usando su propio dominio.

Aquí  es donde ocurre el problema, porque los certificados SSL para cifrar las conesxiones se asocian a un dominio y la redirección de dominios alternativos  provoca que no coincida el certificado del dominio final con el dominio alternativo con el que se accede, dando como resultado un error del tipo:

Error: Hostname/IP doesn't match certificate's altnames: "Host: smtp.mascandobits.es. is not in the cert's altnames: DNS:*.servidoresdns.net, DNS:servidoresdns.net"

Los certificados SSL se asocian a un único demonio por normal general, aunque es posible generar certificados que abarquen varios dominios (dominio + dominios alternativos).

Si tienes este problema y quieres seguir usando la conexión segura con SSL, tu única opción (si has contratado con el proveedor de servicios) es averiguar el dominio principal para el que es válido el certificado. Normalmente va a ser el del dominio final.

Desde Linux esta tarea es bien sencilla, basta con usar primero el comando “nslookup” para comprobar la dirección IP final, obteniendo cómo resuelve el DNS dicho dominio. Pongamos un ejemplo de un servicicio SMTP con dominio “smtp.mascandobits.es“:

nslookup smtp.mascandobits.es
Server:         208.67.222.223
Address:        208.67.222.223#53

Non-authoritative answer:
Name:   smtp.mascandobits.es
Address: 217.76.127.101

En la parte de “Address” de la sección “Non-authoritative answer” obtenemos la dirección IP final. Con esa IP aplicamos el comando “host” que permite resolver de manera inversa el dominio. Es decir, pasar de una IP a un nombre de dominio.

host 217.76.127.101
100.128.76.218.in-addr.arpa domain name pointer smtp-13.servidoresdns.net.

En este ejemplo el comando nos resuelve que el dominio principal que apunta a esa IP es “smtp-13.servidoresdns.net“. Este dominio resulta ser el que coincide con el certificado SSL, solventando el error que se presentaba al inicio de la entrada.

Alguno pensará que para qué complicarse tanto si se puede obtener la IP final de la máquina que da el servicio. La respuesta es bien sencilla. En un dominio se puede redirigir hacia donde apunta, y de manera transparente un cambio de IP en la máquina que aloja el servicio, no conlleva el cambiar el nombre de dominio hacia donde se apunta el servicio. Es decir, basta con que el dominio apunte a la nueva IP donde se encuentra la máquina.